Lobo amigo

lobo-pacocatalan
El domingo 13 de marzo estamos convocadas a gritar esto en las calles de Madrid, a llenar la Puerta del Sol con nuestra presencia y nuestras voces a favor del lobo ibérico. Quizás algunas personas de las que leen esto se pregunten ¿qué necesidad hay de salir a manifestarse a favor del lobo? Para esas personas escribo.

Antes de nada quiero aclarar que no soy una experta, que no soy parte de la comunidad científica, ni soy ganadera, por lo que en mi día a día el lobo es como la ballena o el oso polar, un animal con el que las posibilidades de encontrarnos son escasas. Sin embargo, como ser racional no puedo dejar de experimentar un inmensos placer al pensar que los lobos y yo somos parte de la biodiversidad que sustenta la vida.

Lamentablemente vivimos en un país en el que el maltrato animal es un buen negocio. Desde la tauromaquia, a la gestión de perreras que son en demasiados casos campos de exterminio, o la aparición creciente de mataderos por el rito halal, con esa exención cultural que les permite legalmente no aplicar el aturdimiento, hasta llegar a las prácticas de caza ilegal, en el maltrato animal hay no solo un componente de crueldad, sino que se le suma un componente de negocio a expensas del dinero de nuestros impuestos, que debería hacer reaccionar incluso a quienes no se sienten tocados por el dolor de nuestros compañeros de planeta.

En el año 2009 un programa de Informe Semanal TVE, mostraba el uso incontrolado de la caza como forma de gestión de la población de lobo ibérico en nuestro territorio. Aquel programa sacaba a la luz la cara oscura y corrupta de una práctica que dice estar regulada, pero nos alertaba de que agentes que deberían salvaguardar el patrimonio natural que garantiza la vida, se dejaban sobornar por aficionados a la caza y aparecía el caso de Sierra de la Culebra (Zamora) con empresas turísticas que usan cebos para lobos y a las que se les permite matar más allá del cupo autorizado.

Lo que ni nuestras autoridades, ni algunos sindicatos ganaderos nos dicen a las personas de a pie, es que en Portugal el lobo es una especie totalmente protegida y matarlo es delito. Pero los lobos no saben de fronteras, y esos mismos lobos que en Portugal son defendidos para que la vida salvaje siga teniendo su espacio, al pasar a nuestro territorio, pueden morir porque aquí no le damos ningún valor al equilibrio natural de los ecosistemas.

La Comunidad de Madrid va a dar muerte a 2400 cabras montesas en la Pedriza, y cada año en el Parque Nacional de Sierra Nevada, entre Granada y Almería, se da muerte a unas 200 cabras montesas y algo más de 300 jabalíes. Y si nos vamos más al norte, en la vertiente leonesa de los Picos de Europa, se da muerte por control poblacional a unos 250 corzos, rebecos, venados y jabalís cada año ¿no es extraño?

Ya he dicho desde el comienzo que no soy una experta en temas medioambientales, simplemente me hago preguntas a la luz de los datos que aparecen en la prensa. Y no me encajan.

Vivimos en una sociedad en la que el lobo, desde hace algunos siglos, es el enemigo. Los cuentos, y en eso sí soy experta, nos lo muestran como la personificación del mal. Cuando pensamos en el lobo, enseguida pensamos en Caperucita Roja y vemos a la niña inocente victima de un ser carente de moral. Pero el lobo no es un lobo en el cuento. En esto los cuentos populares son como cualquier especie viva y evolucionan con cada generación. En los cuentos los animales son metáforas del comportamiento humano, y por eso en los cuentos de los pueblos originales el lobo aparece como un ser protector, que nos salva del hambre, del frío o incluso de los malos tratos de un marido violento (cuento lakota).

El domingo 13 de marzo espero que seamos muchas las personas que gritemos en la Puerta del Sol, ¡Lobo, amigo, mi voz esta contigo! Porque solo nosotras podemos cambiar el cuento.

Diario de campaña #8

13DValencia

El domingo hablamos del mundo rural, del cuidado del medioambiente, de las mentiras de la clase política y por supuesto, de las propuestas de PODEMOS a nivel nacional y de como benefician a Extremadura.

13diciembreValenciaAlcantara

La tarde fue para encontrarnos en Hervás, en un acto cultural porque también la cultura importa y estos últimos 8 años nos han relegado al olvido, nos han castigado con una subida de IVA que nos lo pone todo más dificil.

El acto organizado por Daniel Casado nos reunión con el poeta Manuel Chinato, la invetsigadora Alicia de los Angeles, José Antonio Mateo y el candidato nº1 por Cáceres, Pablo Rodríguez.

Diario de campaña #6

Dentro de las tareas de una candidata de la nueva política también esta organizar actos…¿por qué no? Dentro de un proyecto en equipo cada persona tiene sus propias inclinaciones, eso es innegable. Yo le pedí ayuda a Virginia Iniesta, que es la persona que más sabe de defensa de los animales en nuestra región, y junto con el Circulo de Podemos Montijo organizamos una encuentro-debate para hablar de los beneficios económicos que se esconden detrás del maltrato animal.

11DMontijoAquí les comparto el resumen que hacen en el facebook de PodemosMontijo

PODEMOS MONTIJO DENUNCIÓ EN SU CHARLA EL GASTO INVERTIDO POR EL AYUNTAMIENTO EN MALTRATO ANIMAL

El pasado viernes 11 de diciembre Podemos Montijo celebró una charla en la que se debatieron aspectos relacionados con los derechos de los animales. Durante el acto, que contó con la intervención de Virginia Iniesta y de Carmen Ibarlucea, se denunció la constante negligencia de las administraciones públicas, principalmente de carácter local, en materia de protección y actuación en contra del abandono y maltrato animal, materias en las que están obligadas a actuar por ley, las cuales delegan dicha actuación y responsabilidad en la voluntad y compromiso de las asociaciones protectoras de animales. En este sentido, se denunció el hecho de que el Ayuntamiento de Montijo y los concejales que lo integran apoye y financie el maltrato animal, tal y como demostró al invertir durante la pasada feria de septiembre más de 17000 euros en el sacrificio público y con motivo de diversión de seis toros, gasto que, por otra parte, podía haber sido invertido en la protección y mejora de las condiciones sanitarias y de vida de los animales domésticos y de compañía, habilitando, por ejemplo, un servicio de atención veterinaria pública para aquellas personas de escasos recursos económicos que dispongan de tales animales a su cargo, o destinando esos mismos fondos a palia las necesidades que hay en el pueblo.

Durante la charla también se llamó la atención sobre la práctica continuada de apoyo al maltrato practicada por colectivos y personas de nuestro entorno local y comarcal, principalmente referido al uso de galgos como perros de caza, el fomento de espectáculos como peleas de gallos y la celebración de tradiciones en las que se ensalza públicamente la crueldad contra los animales, espectáculos destinados en ocasiones a los niños y niñas, actuaciones que son llevadas a cabo a la vista pública de autoridades y administraciones que, en ocasiones, hacen la vista gorda, cuando no son motivo de amenazas directa sobre las personas que tratan de proteger a dichos animales.

Podemos Montijo está en contra de todo estos tipos de maltrato y apoyará cuantas denuncias surjan en este sentido, así como seguirá trabajando para que Montijo sea realmente un pueblo libre de maltrato animal, ajeno a la hipocresía de las declaraciones institucionales del Ayuntamiento, que no considera maltrato las corridas de toros. En este sentido, se insta a la ciudadanía responsable a que no apoyen la política del Ayuntamiento de Montijo con respecto a la inversión de dinero público en este tipo de festejos.
Podemos Montijo

Diario de campaña #4

Cartel-Codosera Extremadura es sobre todo, una zona rural, y sin embargo la mayor parte de su población vive en las ciudades. Y es que la gestión del campo ya no requiere de tanta mano de obra. La gente del campo desde que tengo uso de razón (y ya hace un rato largo de eso) siempre ha percibido su vida como de menos calidad que la de las ciudades.
¿Hay razones objetivas para ello? Yo creo que sí, pero…

Las razones que me llevan al son claras y son muchas, por ejemplo desde una perspectiva de genero: siete millones de mujeres, casi un tercio de la población femenina española, vive en el medio rural. De ellas 300.000 mujeres trabajan en el campo sin percibir ninguna remuneración económica y sin embargo sólo poco más de un centenar de mujeres se han acogido a la Ley de titularidad compartida aprobada hace 3 años. Una ley pionera en Europa que se ha creado para reconocer los derechos de estas trabajadoras, impulsando que compartieran la titularidad de la propiedad con sus cónyuges. Ésta es tan solo la punta del iceberg de la desigualdad de género en el entorno rural, reconocida hasta por el Ministerio de Agricultura.

Sin embargo, debo poner un pero porque aunque es cierto que las desventajas son reales, también las ventajas y las potencialidades existen de forma muy real. Es cierto que el gasto para poder ofrecer los servicios mínimos como atención sanitaria y educación se disparan en una población dispersa, pero es que es mucho lo que el mundo rural ofrece al habitante de la ciudad, y pocas veces se pone en valor, y en ninguna contabilidad aparece todo el aporte que desde el campo hacemos preservando la biodiversidad, pero también la diversidad cultural, porque las diferencias enriquecen nuestra sociedad, las distintas identidad garantizan una mayor libertad personal, y el campo es ese espacio sólido donde la gente de ciudad vuelve los ojos para re-encontrase y re-equilibrarse. Y para ello no debe ser, como a veces aparece en el imaginario social, un lugar anclado en el pasado más oscuro y embrutecido. El mundo rural también se moderniza, y logra un dinamismo empresarial, que cuando es bien entendido, como en La Codosera, refuerza los vínculos sociales y hace de la cooperación una oportunidad de negocio.

De todo eso hablamos ayer, en el Salón de actos de la Casa de la Cultura, con Amparo Botejara, Juan Antonio Ferrera, Francisco Javier Gónzales del Álamo y personas que se acercaron de aquí y de los cercanos municipios de San Vicente de Alántara y Valencia de Alcántara.

¡Qué tarde tan hermosa!
Codosera7D-2

Codosera7D-1

Diario de campaña #3

#Un6Dcontigo y nos lanzamos a la calle.

En muchas partes del territorio salimos a la calle para hablar con la gente, para hacernos presentes, para explicar nuestras propuestas y para mostrar que somos tan corrientes tan corrientes que lo único que tenemos de especial es ser parte de la sociedad civil de este país.

Siempre hay quien te mira con suspicacia, siempre hay quien te dice “No me interesa la política” y a esas personas les sonríes, les das las gracias y… les explicas que política hacemos incluso cuando dormimos, que ese “no me gusta” es político y que más vale empezar a tomar conciencia de eso, porque los problemas no desaparecen sólo porque cerremos los ojos ante ellos. En el aniversario de la Constitución española no queda más remedio que salir a la calle y decir que …

Y luego conversas sobre el recibo de la luz, y lo que esconde y lo que deja ver… y las ventajas de dar paso a un mix energético que va a bajar los precios del recibo mensual, al tiempo que crea empleo, además de los empleos que se generan en la construcción cuando optimizas tu vivienda energeticamente para que no sufra perdidas de energía, y eso logrando mantener la subida de las temperaturas en los dos grados deseados para que la vida, tal como la conocemos, no se convierta en inviable… ¡qué aún estamos a tiempo de salvar el clima! Porque todo esta relacionado con todo.

Y se va la mañana, charlando por las calles de Zafra, y alguien te dice al pasar: “Tenemos que ganar, que Ropero aún quiere abrir la refineria!”

Zafra6D

Diario de campaña #2

Tuve el día 5 para pensar, para leer, para estructurar las ideas en mi cabeza. En esta cabeza mía habitan dos programas electorales, y eso a veces puede confundir. Sobre todo cuando esos programas electorales coinciden tanto y en tantas cosas. Necesitaba tiempo para ordenarme la cabeza y el corazón. Ya saben que estoy convencida de que las emociones importan mucho más de lo que queremos reconocer.

Me presento al congreso por la provincia de Badajoz, voy la nº3 en la lista de PODEMOS. Soy parte de EQUO.

Y eso es algo que, aunque yo por ser parte del proceso tengo claro, no deja de generar un cierto conflicto entre personas que están a mi alrededor, de uno y otro lado, o de más allá incluso.

¿Por qué les cuento esto en un diario de campaña? Porque las dudas y la inquietud también son parte de proceso que nos trae hasta aquí. Uno se pone en movimiento porque tiene una conciencia clara del dolor del mundo. Tomas conciencia de que existen problemas, te pones en marcha y descubres que existen soluciones. Quieres que las soluciones se implemente para construir una nueva realidad más justa. Y así, sin haberlo preparado realmente, sin ambición política, te encuentras (me encuentro) con que todos los pasos que he dado desde los 19 años, me han traído hasta aquí.

Y leo el Programa de PODEMOS y encuentro 48 propuestas “verdes” desde la Fiscalidad verde, pasando por la Derogación del Real Decreto 900 / 2015, de 9 de octubre, y aprobación de una normativa que permita el desarrollo del autoconsumo eléctrico, garantía por Ley del acceso a un suministro mínimo energético por persona/familia, una nueva Ley de Aguas (el agua como un Derecho), un plan de uso social de la tierra y una Ley General de Bienestar Animal, y propuestas concretas sobre cooperación internacional y sobre política exterior y medidas para potenciar la economía Social Solidaria… y comprendo que no estoy tan lejos de mi hogar verde. Y ya no me siento una intrusa vestida con un programa que no es mio porque aunque el nombre no es Equo, el vestido me sienta bien.

#ConEquoPodemos

Diario de campaña #1

He comenzado el camino hacia el #20D, esa media noche decidirá tantas cosas. Nunca he comprendido muy bien como es posible que firmemos un cheque en blanco durante cuatro años a un grupo de personas para que sean quienes tomen decisiones que afectan a nuestro presente y nuestro futuro mucho más allá de esos cuatro años. Nunca ha sido este sistema democrático, mi sistema democrático, siempre lo he vivido como un mal menor. Al menos tenemos eso, cuatro años para poder cambiar a los que están. Sin embargo, en 2011 me hice consciente de que hay muchas más personas en este país que no están satisfechas con estas migajas de participación. En 2011 nació EQUO, para mi una propuesta ciudadana tal como la había soñado. Desde la periferia y desde la base social suele ser dificil impulsar algo que logre triunfar, de modo que me subí al carro que llegaba desde la fusión de personas con más peso mediático, para ser parte de la base necesaria.

Y aquí estoy, siendo parte de la base necesaria, teniendo que poner la cara a veces y teniendo que barrer y colocar las sillas la mayor parte del tiempo (traducido al lenguaje moderno, equivale a actualizar los blogs, mover las redes sociales y diseñar carteles), pasando por debatir documentos, propuestas o programas. Todo ese abanico de participación debe ahora concretarse en 15 días de campaña. 15 días para contagiar, ilusionar a la gente con la que comparto territorio, a esas personas diversas que forman Extremadura.

Comienzan 15 días de infatigable esfuerzo comunicativo, para que logremos entender que para llegar a la democracia de nuestros sueños, esa democracia participativa que no teme a la transparencia, ni tiene miedo de reconocer que lo que de verdad importa son las Personas, y que para ello lo más urgente es compartir. Compartir las responsabilidades en la toma de decisiones, compartir el gasto público en el bienestar de quien esta indefenso. Compartir los sueños y las esperanzas, las certezas y las dudas. Un compartir que es cooperar. Y por eso me vuelvo a poner en marcha, como si hace seis meses no me hubiera dejado la piel en una campaña electoral. Entonces tuve buenos compañeros de camino, ahora tengo esos mismos y algunos mas. Ha cambiado el nombre, pero no han cambiado los objetivos.

Somos todas tan nuevas, las formaciones y las personas que les damos cuerpo, que nos ha costado perdernos el miedo. A fin de cuentas venimos de sufrir engaño tras engaño y nos cuesta un poco reconocernos. Quizás lo que nos identifica es que en nuestras propuestas siempre aparece lo primero un código ético que limita el poder, y las ganancias, porque tenemos miedo, un miedo razonable, a caer en la tentación del poder si nos dejan solas. Es por eso que aunque sólo se muestren un rostro, o seis, sabemos que somos mucho más, muchas más y hacemos de la transparencia nuestra seña de identidad.

La medianoche del 4 de diciembre es un paso más, de los muchos que hemos dado… sólo 15 días nos separan de nuestra meta, una democracia mejor, más participativa, más autentica. Juntos PODEMOS.

photo4D-1

photo4D-2

Por egoísmo y por solidaridad

Mi padre siempre me dice que esto del cambio climático es una tontería, que el clima siempre cambia, que eso ya se sabe.

Mi padre es asturiano, y cuando era niño siempre tenía unos días extras de vacaciones escolares gracias a las nevadas que dejaban aislado su pueblo y que le impedían recorrer los 3 kilómetros que había entre su casa y la escuela.

Mi padre que a sus 77 años vive en Oviedo, en un piso, dice que ahora se vive mejor, porque ya no hace tanto frío.

A veces los años no nos hacen más sabios.

El próximo fin de semana nos llaman a salir a la calle y mostrar que somos ciudadanía consciente. Mostrar que sabemos lo mucho que el cambio climático afecta a nuestra vida, a la vida de otras personas que viven lejos y a la vida de las generaciones futuras.

Es por egoísmo y por solidaridad que nos llaman a salir a la calle. Es por egoísmo y solidaridad que debemos hacernos conscientes de que el dióxido de carbono (CO2), se está acumulando en la atmósfera en lugar de salir al espacio como ha sucedido a lo largo de la vida del planeta, salvo en contadas y catastróficas situaciones. Es cierto que estos gases han estado siempre presentes, lo que no es cierto es que estuvieran en los mismos niveles que ahora. Desde 1972 nos llevan diciendo ¡Atención! desde la comunidad científica y sin embargo no queremos escuchar, y lo que es peor, no queremos actuar.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) nos informa que la concentración de CO2 en la atmósfera alcanzó en 2014 las 397,7 partes por millón (ppm) y nos hace saber que hasta la Revolución Industrial la cifra era de 278 ppm.

Aumentan las temperaturas y el nivel del mar y eso provoca inundaciones, sequías y ciclones. En lenguaje humano, tragedias, pobreza y migraciones.

¿Estamos a tiempo?

Revertirlo no lo podemos revertir por ahora, pero sí podemos limitar el incremento. Necesitamos mantenerlo en dos grados de aquí al 2100 y así lograremos evitar desastres naturales que ponen en peligro nuestra vida y el resto de la vida en el planeta.

Hacemos esta Marcha por el clima justo antes de la Conferencia de las Partes (COP21) en París, cuando los 195 países firmantes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) de 1992, se dan una nueva oportunidad para implementar medidas concretas que logren mantenernos en esos dos grados de subida de la temperatura, y no más. Porque las emisiones globales han seguido creciendo, por ejemplo entre 2000 y 2010,el aumento es de un 24%.

¿Aprendemos de nuestros errores?

Esta COP21 no va a imponer metas individuales de reducción de CO2, porque ya tuvimos Kioto y ha sido un fracaso. Por ahora más de 170 países han realizado compromisos voluntarios de reducción, pero no es suficiente.

Al extrapolar los compromisos voluntarios los expertos de la ONU nos informan de que las temperatura a final de siglo subirá como mínimo 2,7 grados, aunque otras organizaciones e instituciones independientes nos hablan de hasta cuatro grados. Y es que sabemos que hasta 2030 las emisiones van a seguir creciendo.

En mi actividad profesional recorro colegios e institutos, me mantengo en contacto con las nuevas generaciones y me entristece ver que a la pregunta sobre ¿qué es el medio ambiente? la respuesta mayoritaria es “la naturaleza” como sí fuera algo en lo que no estamos inmersos. Somos naturaleza, somos ecodependientes y si nos preocupa el paro, nos preocupa el estado del bienestar, nos preocupan la llegada de persona migrantes… entonces debemos estar preocupados por el clima, que esa en intima relación con nuestros problemas.

Por egoísmo y por solidaridad, yo voy a Badajoz el 28 de noviembre a las 12, me convoca la Marcha por el Clima en la Plaza de España.

Primarias provinciales Equo 2015

Y de nuevo un proceso electoral nos hace abrir un paréntesis en el activismo cotidiano, para poner nuestro esfuerzo en la tarea de lograr representación en las instituciones. Porque somos parte de un grupo con las ideas claras, con propuestas, con verdaderas ganas de mejorar la vida en el planeta, de modo que en ello estoy una vez más.

Me presento a las primarias de Equo por la provincia de Badajoz, acá mi vídeo.

Grecia entre la depresión y la esperanza

Apenas un mes después de escuchar alto y claro el NO del pueblo griego, la adopción del tercer Memorandum cambió drásticamente el panorama político. Sorpresivamente y pese al apoyo del pueblo griego y de muchos pueblos del mundo, vimos como Syriza aceptaba unas condiciones durísimas para la economía de la nación, para la economía del día a día, pero también para sus posibilidades de futuro.
No obstante, cuando una llega a Grecia desde España se siente como en casa. El taxista que nos recibe con una sonrisa y una amena charla nos cuenta que en su casa son cuatro personas adultas, pero que sólo el tienen un trabajo legal como autónomo, que su hija es enfermera en paro y que su hijo de 26 años hace trabajillos en la economía sumergida y con eso salen adelante.
En la gasolinera el combustible se ofrece al mismo precio que en España. En el supermercado hay de todo y la única diferencia apreciable que encontramos es que allí el yogurt esta más bueno.En los restaurantes para turistas puedes pagar con tarjeta y el zumo de naranja cuesta 4€. Hay gente durmiendo en las calles y buscando comida en la basura, como aquí. Hay comedores populares y movimientos sociales fortalecidos, como aquí. Lo único que me llama la atención es que la gente cree que en España estamos mejor que ellos.
En la calle nos dicen que, según las encuestas, Syriza es el partido ganador, pese a que la gente por la calle no deja de repetirnos como un mantra “todos son iguales” y empatizamos perfectamente con ese desencanto, porque también al otro lado del mediterráneo nos hemos sentido traicionados. Finalmente logramos hablar con un compañero del Partido Verde, y nos cuenta que ha surgido una propuesta, nacida desde la misma Syriza por parte de las personas desilusionadas con Tsipras, que llaman Unidad Popular. ¿Unidad Popular en Grecia? Las encuestas le pronostican un 8% de votos. Todo lo que nos cuentan sobre la Unidad Popular suena a confluencia, hay gente de movimientos, gente independiente, gente de partidos, diferentes procedencias que se centran en lo urgente, más democracia, más real.
Y ahora, viendo que en Grecia vivir es tan caro como en España, nos duele más la reducción de las pensiones mínimas hasta esos 393€. Entendemos que la necesidad es real, porque uno de los taxistas que nos acoge, pero con el que no podemos hablar porque su inglés es nulo, ese taxista que conduce como un veinteñero imprudente, tiene setenta años.
Cuando emprendí mi viaje a muchas personas, en broma decían “¿no te da miedo?” Debo reconocer que era una inconsciente, pero ahora sí estoy asustada. No porque exista violencia o porque se radicalicen las posturas, sino por las consecuencias de unos recortes que me son familiares. No sé que votará la ciudadanía griega el próximo domingo, pero aunque parezca que la nueva política va con lentitud, mucha gente conserva la esperanza de que las cosas por fin cambien.