ModoBeta: Juantxo López de Uralde

No voy a ocultarlo ¡estoy muy contenta! Estreno una sección semanal de entrevistas en Digitalextremadura y me siento como una niña con un cuento nuevo (los zapatos nunca han sido lo mío).

De modo que para celebrarlo voy a compartirles la entrevista completa… y pueden acostumbrarse pues seguramente iré haciendo lo mismo cada semana.

—————————————-
Carmen Ibarlucea

Me he propuesto un desafío. Demostrar que la utopía no es ese lugar imposible que asusta a la mayoría, pues creen que para lograr llegar allí hay que atravesar demasiadas dificultades. Vivir de acuerdo a nuestros sueños, integrando nuestras contradicciones, sabiendo que no somos superheroes en un comic, pero que sí somos las protagonistas de nuestras propias vidas. Aprovechando con valentía la oportunidad única que nos han brindado al nacer; es el camino lógico.Y se me ha ocurrido compartirles semana a semana algunas experiencias vitales que son una muestra de este modoBeta (modo en prueba) que algunas personas llevan adelante.

Para abrir boca he tenido el placer de conversar con Juantxo López de Uralde, que se acercó a Cáceres para hablar sobre “empleo verde”, una posibilidad real de desarrollo que no deberíamos menospreciar a priori. Juantxo fue durante 10 años director de Greenpeace-España, y tras su detención en Dinamarca (fue retenido durante 19 días junto a otros dos activistas, tras infiltrarse en la cena de gala de la cumbre de líderes mundiales celebrada durante la Cumbre de Copenhague 2009, donde desplegando una pancarta en la que se podía leer: “Los políticos hablan, los líderes actúan”), decidió que había llegado la hora de enfrentar al monstruo de la política y poner las cosas en su sitio. Fue así como nació EQUO, un partido que tiene respuestas diferentes y las ofrece con toda la contundencia y armonía que uno espera de un mundo más humano. Un partido que se financia casi en exclusiva de las cuotas de sus socios y que en sus estatutos contempla que solo pedirá créditos, en caso de necesitarlo, a bancas con criterios éticos, como Triodos o Fiare en nuestro país.

López de Uralde es padre de dos adolescentes y vive en directo cada día los planes de futuro que sus hijos van enhebrando en voz alta, planeando a donde emigrar en su edad adulta considerándolo un destino prefijado.
Juantxo es un hombre tranquilo, que se mueve siempre en transporte público y que aprecia como agradable el trayecto en tren de cuatro horas y media que le ha permitido llegar de Madrid a Cáceres trabajando y contemplando el paisaje. No tenemos mucho tiempo para conversar, de modo que voy directa a lo que me parece importante.

P- En la presentación de EQUO allá por el 2010 usted dijo que los puntos fuertes del nuevo partido político eran la sostenibilidad, la equidad, la transparencia democrática y la defensa de los derechos humanos. Ahora viene a Extremadura para hablarnos del empleo verde.
Los ecologistas llevan mucho tiempo hablando vagamente con hermosas palabras sobre este tema, ¿ha llegado la hora de concretar las propuestas? ¿Cree que la ciudadanía ya está lista para escuchar?

R: En estos dos años hemos avanzado mucho en EQUO en la concreción de las propuestas. De hecho, ya nuestro programa electoral fue más bien una gran propuesta de hacia dónde entendemos que debe ir el país para salir de esta crisis que es al mismo tiempo económica, social y ecológica. En EQUO entendemos que hace falta un nuevo modelo económico en el cual la sostenibilidad es un eje clave. Así, apostamos por el impulso económico a través del aprovechamiento de los recursos renovables que tenemos en abundancia: sol y viento.

Desgraciadamente en España muchas personas siguen viendo las propuestas de la ecología política con cierto distanciamiento, ya que consideran equivocadamente que sólo nos ocupamos de defender la naturaleza. Lo cierto es que nuestras propuestas abordan los elementos fundamentales de la crisis económica, son innovadoras, y generadoras de empleo. De ahí que cada vez más personas se acerquen a ellas con interés.

P- Nos hablan de la posibilidad de crear unos dos millones de puestos de trabajo si adoptamos las políticas adecuadas ¿cree usted que en Extremadura tenemos potencial para sumarnos a este tipo de desarrollo? ¿Como lo concretaríamos?

R: Ese potencial de generación de empleo es real. De hecho el dato de los 2,7 millones de empleos verdes que podrán crearse proviene de un informe de la oficina económica del gobierno de hace ya algunos años. Extremadura tiene un gran potencial de creación de empleo, fundamentalmente en energías renovables, y agricultura y ganadería ecológica.

P- Yo vivo en un municipio de la provincia de Badajoz, con unas 2.200 personas más, casi todas dedicadas a la agricultura y la ganadería, sin embargo el desempleo en 2011 era de un 18,8%, más alto que el medio de la provincia entonces. No tengo los datos actuales, pero en nuestra región el paro es del 30%. ¿Tiene EQUO propuestas concretas para nosotros? En el caso de mi pueblo nos vendría muy bien pues ya nos han avisado de la apertura de una mina de oro que según fuentes municipales dará 300 puesto de trabajo directo, que si las matemáticas no me fallan, serían todas las personas en paro que hay en el municipio.

R: Pienso que habría que apostar por la industria agropecuaria para que el valor añadido de la producción alimentaria se quede en el mismo municipio o en la comarca, y no se vaya lejos. La apuesta por sectores sostenibles es mucho más interesante en el largo plazo. Esto podría complementarse con proyectos de energías renovables. No creo que la mina sea una buena opción: es muy destructiva, y los impactos que deja sobre el territorio son irreversibles. Pan para hoy, y hambre para mañana.

P- En los últimos días, en nuestra región vemos como una realidad tangible, la llamada “Renta Básica no Universal”, se esta debatiendo en el parlamento regional, ¿Qué opinión tienen los verdes sobre estos mecanismos de redistribución de la renta? ¿lo ven como un camino factible para la eliminación de la pobreza e impulsar el desarrollo de las personas?

R: Efectivamente la Renta Básica es un elemento que contemplamos en nuestras propuestas, e incluso lo propusimos en el Programa Electoral. Se trata de una medida que garantice el derecho incuestionable de todas las personas a una vida digna. La grave crisis social que vive nuestro país está poniendo de manifiesto que el actual modelo ni siquiera es capaz de garantizar unos mínimos para que la gente pueda vivir dignamente. En este contexto se hace más necesaria que nunca la puesta en marcha de la Renta Básica.

P- En una entrevista que le hicieron en el periódico “El País” en el año 2011 usted decía que ha aprendido a convivir con sus contradicciones. Para mí que también me considero ecologista, es la parte más difícil al situarme públicamente, parece que el resto de las personas esperan de nosotros que seamos algo así como superhéroes de la moral verde ¿Es esto un handicap para encontrar un hueco entre la ciudadania?

R: Creo que ese no es el problema. creo que más bien el problema estriba como he dicho en que la gente prefiere seguir amarrada a los tópicos sobre los ecologistas, sin pararse a reflexionar sobre la situación, y sobre el contenido de nuestras propuestas. Pero soy optimista y creo que vamos avanzando.

P- Hace unos meses, conversando con unos amigos relajadamente sobre el futuro de Extremadura, y en concreto sobre el proyecto de la Refineria, me decían que vivimos un momento de urgencia social, por lo que consideraban que las propuestas medioambientales e internacionalistas no podían ser escuchadas como una opción
razonable. ¿No le asusta que haber elegido un camino peatonal, como es el de no aceptar financiación convencional, retrase el dar a conocer el proyecto y pueda hacerlo fracasar?

R: Es un riesgo que asumimos (“vamos despacio porque vamos lejos”). tenemos que hacer un esfuerzo para buscar vías para hacer llegar nuestro mensaje al gran público y evitar ese fracaso. Es complejo porque más allá de las redes sociales en internet, los medios convencionales no van a hacer llegar nuestro mensaje. Efectivamente la definición de “camino peatonal” me gusta para definir la forma en la que nosotros nos movemos, pero más que dejarse tumbar por el miedo al fracaso hay que animarse con la posibilidad de conseguir resultados.

P- ¿Considera que la gente valora como positivo el esfuerzo de no recibir subvenciones? ¿Cree que el/la ciudadano/a medio conoce y valora el esfuerzo de trabajar sólo con las aportaciones militantes de quienes se comprometen con el proyecto?

R: Pienso que una gran mayoría ni siquiera lo conoce. Por eso insisto en lo importante de darnos y de darlo a conocer porque estoy convencido que eso animaría a mucha gente a apostar por EQUO.

P- ¿Cual cree usted que es el perfil medio de la persona que vota, o puede votar, a EQUO?

Es muy variado. Tenemos de todo tipo de gente: urbana y rural, hombres y mujeres, jóvenes y mayores….tal vez el factor de unión es una preocupación por el momento que vivimos y la inquietud por la búsqueda de soluciones alternativas y diferentes.

P: El parlamento autonómico de Extremadura a propuesto una declaración contra los escraches que no ha salido adelante por la oposición de IU.
Yo he buscado un poco de información sobre el término y he leído esto: “La Academia Argentina de Letras define en su Diccionario «denuncia popular en contra de personas acusadas de violaciones a los derechos humanos o de corrupción, que se realiza mediante actos tales como sentadas, cánticos o pintadas, frente a su domicilio particular o en lugares públicos»… ¿Cómo se posiciona usted ante estas actuaciones?

R: El cobrador del frac es un escrache y ningún político se ha escandalizado hasta ahora. Cuando la ciudadanía llega a usar estas vías es por que el nivel de crispación y desesperanza ha alcanzado un nivel intolerable. Son acciones de llamada de atención a la clase política, que debe estar al servicio de los ciudadanos y no olvidar nunca cual es su función.