Mercados contra Estados (I)

No tengo encuestas actualizadas sobre cuantas personas han escuchado hablar del TTIP, las últimas a las que he tenido acceso decían que siete de cada diez personas no han oído hablar nunca del Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP por sus siglas en inglés) y sin embargo es un trato crucial en nuestras vidas. Lo nombran “Caballo de Troya”, “Tratado Vampiro” o “Constitución de las Multinacionales”.

Si hasta ahora los poderes financieros miraban con indiferencia el hambre en África, en Asía o en América Latina, ha llegado el momento de extender su mirada indiferente hacia Europa o Norteamérica. Se escudan en la perversidad del anonimato, las cuentas no les salen para hablar de crecimiento financiero, recuerden lo que nos decían en abril de 2012 desde el FMI

El impacto financiero del riesgo de “longevidad” del Informe sobre la Estabilidad Financiera Mundial (GFSR por sus siglas en inglés), considera “esencial” permitir que la edad de jubilación aumente a la par de la longevidad esperada, algo que podría ser impuesto por los gobiernos o realizarse mediante la oferta de incentivos a los particulares para que posterguen su jubilación.

Y quiero subrayar la última frase, podría ser impuesto por los gobiernos o realizarse mediante la oferta de incentivos a los particulares , claramente… si no lo hacen los Estados, pueden hacerlo los Mercados.

Circula por internet un cálculo según el cual, con el 40% de las grandes fortunas mundiales podría pagarse la deuda generada por la ilusión especulativa de los bancos, y con eso volveríamos a estar donde estábamos ¿Y entonces, por que no lo hacen? Ustedes, clase media o media-baja como yo suponen que quedarse con el 60% de una gran fortuna continúa siendo una gran fortuna, pero no. Definitivamente creo que hay dos razas en el ser humano: Homo sapiens habet y homo sapiens est.

Estamos asistiendo a una lucha de poder, otra vez. El TTIP es un peligro para la democracia, los intereses de las corporaciones avasallan los derechos de la ciudadanía. Este tratado establece una cláusula llamada ISDS (del inglés investor-state dispute settlement) solución de conflictos inversor – estado, que viene a ser un sistema de arbitraje internacional de las diferencias entre los mercados y los estados. Este “tribunal de arbitraje” estará formado por tres componentes que ni siquiera son jueces, sino abogados sin formación para ser jueces y que serán elegidos por las corporaciones, pero su juicio será inapelable. Esta cláusula da la posibilidad de que una corporación pueda querellarse contra un estado por pérdidas reales o por supuestas pérdidas futuras; y lo hacen fuera de la jurisdicción de este estado y sin haber pasado por ellas en ningún momento, si este establece leyes que pongan freno a sus intereses comerciales, pero no sólo eso, puede suceder que un estado pueda verse obligado a pagar multas millonarias por subir el salario mínimo. Esta cláusula alcanza también a los gobiernos regionales y municipales.

No vivimos en un mundo perfecto, ahora mismo nuestra economía funciona al servicio del 1% de la población, mientras la riqueza de la mitad más pobre se ha reducido en un billón de dólares, un 38% desde el 2010. Las 62 personas más ricas del mundo han visto aumentar en más de 500.000 millones de dólares su riqueza, hasta alcanzar la cifra de 1,76 billones de dólares.

Por eso, quién nos gobierne no nos es indiferente, nuestra parcela de poder se hace mayor frente a los políticos (nos necesitan) que frente a los mercados (tienen 7 mil millones de personas a las que explotar), de modo que si se me permite, yo sugeriría un ejercicio de responsabilidad.

Lobo amigo

lobo-pacocatalan
El domingo 13 de marzo estamos convocadas a gritar esto en las calles de Madrid, a llenar la Puerta del Sol con nuestra presencia y nuestras voces a favor del lobo ibérico. Quizás algunas personas de las que leen esto se pregunten ¿qué necesidad hay de salir a manifestarse a favor del lobo? Para esas personas escribo.

Antes de nada quiero aclarar que no soy una experta, que no soy parte de la comunidad científica, ni soy ganadera, por lo que en mi día a día el lobo es como la ballena o el oso polar, un animal con el que las posibilidades de encontrarnos son escasas. Sin embargo, como ser racional no puedo dejar de experimentar un inmensos placer al pensar que los lobos y yo somos parte de la biodiversidad que sustenta la vida.

Lamentablemente vivimos en un país en el que el maltrato animal es un buen negocio. Desde la tauromaquia, a la gestión de perreras que son en demasiados casos campos de exterminio, o la aparición creciente de mataderos por el rito halal, con esa exención cultural que les permite legalmente no aplicar el aturdimiento, hasta llegar a las prácticas de caza ilegal, en el maltrato animal hay no solo un componente de crueldad, sino que se le suma un componente de negocio a expensas del dinero de nuestros impuestos, que debería hacer reaccionar incluso a quienes no se sienten tocados por el dolor de nuestros compañeros de planeta.

En el año 2009 un programa de Informe Semanal TVE, mostraba el uso incontrolado de la caza como forma de gestión de la población de lobo ibérico en nuestro territorio. Aquel programa sacaba a la luz la cara oscura y corrupta de una práctica que dice estar regulada, pero nos alertaba de que agentes que deberían salvaguardar el patrimonio natural que garantiza la vida, se dejaban sobornar por aficionados a la caza y aparecía el caso de Sierra de la Culebra (Zamora) con empresas turísticas que usan cebos para lobos y a las que se les permite matar más allá del cupo autorizado.

Lo que ni nuestras autoridades, ni algunos sindicatos ganaderos nos dicen a las personas de a pie, es que en Portugal el lobo es una especie totalmente protegida y matarlo es delito. Pero los lobos no saben de fronteras, y esos mismos lobos que en Portugal son defendidos para que la vida salvaje siga teniendo su espacio, al pasar a nuestro territorio, pueden morir porque aquí no le damos ningún valor al equilibrio natural de los ecosistemas.

La Comunidad de Madrid va a dar muerte a 2400 cabras montesas en la Pedriza, y cada año en el Parque Nacional de Sierra Nevada, entre Granada y Almería, se da muerte a unas 200 cabras montesas y algo más de 300 jabalíes. Y si nos vamos más al norte, en la vertiente leonesa de los Picos de Europa, se da muerte por control poblacional a unos 250 corzos, rebecos, venados y jabalís cada año ¿no es extraño?

Ya he dicho desde el comienzo que no soy una experta en temas medioambientales, simplemente me hago preguntas a la luz de los datos que aparecen en la prensa. Y no me encajan.

Vivimos en una sociedad en la que el lobo, desde hace algunos siglos, es el enemigo. Los cuentos, y en eso sí soy experta, nos lo muestran como la personificación del mal. Cuando pensamos en el lobo, enseguida pensamos en Caperucita Roja y vemos a la niña inocente victima de un ser carente de moral. Pero el lobo no es un lobo en el cuento. En esto los cuentos populares son como cualquier especie viva y evolucionan con cada generación. En los cuentos los animales son metáforas del comportamiento humano, y por eso en los cuentos de los pueblos originales el lobo aparece como un ser protector, que nos salva del hambre, del frío o incluso de los malos tratos de un marido violento (cuento lakota).

El domingo 13 de marzo espero que seamos muchas las personas que gritemos en la Puerta del Sol, ¡Lobo, amigo, mi voz esta contigo! Porque solo nosotras podemos cambiar el cuento.

Febrero violento

Animales-Maltratados-Extremadura

Artículo aparecido en la edición extremeña de ElDiario.es
La primera vez que me indigné al saber que las personas y los animales no tenemos la misma consideración yo era una niña que no tenía ni perro, ni gato. Estudiaba en un colegio católico y durante una catequesis fui informada de que al morir las personas van al cielo, solas. Me pareció tremendamente injusto ya que cualquiera puede ver que dentro de nuestra forma de vida, los animales nos dan la suya de mil maneras diferentes cada día.

Sentir eso en aquella época parecía algo estúpido y carente de sentido, sin embargo, en la actualidad, el sentido de la ética va ampliando los límites que le imponemos y esta forma de pensar ya no es denostada abiertamente, porque día a día, la ética va ganando terreno en nuestra sociedad.

Desde hace unos años, cada enero y cada febrero, se ha comenzado a alertar a la sociedad sobre el drama de los galgos en nuestro país al final del periodo de caza. Las protectoras denuncian que son abandonados más de 100.000 galgos y podencos cada año. Que mueren aproximadamente 75.000 galgos y podencos de forma violenta contraviniendo el Art. 337 del Código Penal.

La reforma del Código Penal ha supuesto un avance respecto de la legislación precedente en tres aspectos: la ampliación del objeto de protección, la extensión del catálogo de conductas delictivas y la mayor proporcionalidad del tipo penal entre la entidad de la acción y la pena que lleva aparejada.

Quiero usar el altavoz que es este periódico para animar a denunciar, porque la presión que suponen las denuncias visibilizan este sentir de respeto a la dignidad de la vida animal que va en aumento.

En Extremadura, como en otros muchos lugares del país, este febrero nos vuelve a presentar un rostro sombrío, sabemos que la nuestra es una región de aficionados a la caza, una práctica asociada al maltrato debido a las condiciones de vida de los perros de los cazadores.

Y en nuestra región es frecuente encontrar alojamientos que están tipificados como delito “en condiciones higiénico-sanitarias muy deficientes o sin facilitarles alimento y bebida suficiente.” Sabemos también que en muchos casos estos perros no son vacunados de la rabia, debido a la creencia de que la vacuna merma su olfato y eso también es un delito tipificado -“No someter a tratamientos veterinarios preventivos o paliativos” – que además pone en riesgo la salud pública. Alrededor de esto hay una verdadera mafia de la que no se habla y mueve mucho dinero de forma ilegal . Los delitos relacionados con el sellado de certificado sanitario de vacunación contra la rabia sin realizar esta son: Falsificación de documento público, Delito contra la salud pública y a veces intrusismo profesional.

Desde el renacimiento, cuando el galgo pasa a ser un compañero de las clases populares, nos encontramos con que cuando este animal ya no podía correr, y por tanto no servía para cazar, era sacrificado y como por lo general sus dueños no tenían escopetas, que eran muy caras, usaban la horca como método barato de sacrificio y de ahí viene la conocida imagen del galgo colgado de una encina, que nació por una necesidad económica y se ha mantenido por puro sadismo.

La problemática del galgo en nuestro país es compleja, por un lado tenemos la cría indiscriminada, lo que lleva a que su media de vida sea de dos a tres años. Las protectoras recogen machos entre enero y febrero, las hembras se abandonan en abril y mayo, cuando ya han criado.

Lamentablemente el maltrato animal es lucrativo en nuestro país, donde nos encontramos con que la mayor parte de las perreras están gestionadas por empresas desratizadoras, esto es empresas especializadas en el exterminio, y que se llevan la mayor parte de los contratos administrativos, ingresando cantidades variables según el municipio, pero que siempre proviene de fondos públicos.

Y ganan dinero personas/asociaciones que sin cumplir la normativa vigente con respecto a asociación protectora y/o casa de acogida (núcleo zoológico, control de envío de perros por parte de autoridades sanitarias etc…) exportan animales (perros/gatos) a cambio de una asignación por animal que les abonan, con buena intención desde protectoras europeas preocupadas por la alarmante situación de los animales domesticos en nuestro país. Pero por favor, no confundir con las protectoras, que son iniciativas ciudadanas no subvencionadas y que se financian con el apoyo de personas afines, que hacen su labor por amor a los animales y se dejan el dinero y las horas para paliar la injusticia de una sociedad irresponsable.

Como ciudadanas debemos tomar conciencia de dos factores, la crueldad es inmoral y además cuesta dinero al contribuyente.

No descansemos hasta que febrero deje de ser el mes del miedo.

La oveja de Galdós

Hay años que son un regalo del principio al final. Por supuesto no son años perfectos, en los que no existe el dolor, ni la injusticia, sin embargo son años en los que uno pone su granito de arena en la construcción de ese mundo justo para tod@s…¡¡y se ven!!

A mi este año me ha sucedido eso, he logrado publicar mi primer libro “no práctico” y de relato breve, donde se puede leer lo que me nace del corazón, y he terminado el año compartiendo algunas de las cosas que me enamoran de Benito Pérez Galdós en mi blog favorito de eldiario.es. Aquí les dejo el enlace.

http://www.eldiario.es/caballodenietzsche/oveja-Galdos_6_466213402.html

Benito Pérez Galdós amaba a los animales. Era antitaurino y aparece en numerosas fotos con sus perros y gatos. Pero no solo: daba de comer a los pájaros y alimentó con biberón a Mariucha, una corderilla de la que se hizo cargo toda su vida.

Galdos

Equo tiene un plan

Artículo aparecido en ElDiario.es/Extremadura

Cuando decimos Equo siempre pensamos en medioambiente y aire limpio, pocas veces pensamos en gestionar dinero, o en crear empleo, y sin embargo Equo tiene respuestas para el día a día, por que tenemos un plan, y muy ambicioso además.

Es un plan atípico que pone a la Persona en medio de la economía, porque sabe que las personas somos ecodependientes e interdependientes, por lo que no basta únicamente con pensar en el ahora, hay que ir más allá. Nuestra propuesta es crear empleo aquí y ahora pero solucionando también el problema que nos plantea el actual modelo económico. Un problema cotidiano con dimensiones morales que se proyectan en el futuro.

Nuestro Plan da respuestas hoy a los problemas de hoy, de mañana y más allá.

La actividad económica que ha guiado el desarrollo histórico de nuestra sociedad se debe a la explotación de tres ámbitos: los países periféricos del sistema, la mujer y la naturaleza (lo que incluye a los animales). Tres pilares injustos que no se sostienen más y que debemos dejar atrás si queremos hablar seriamente de proyecciones de futuro.

En nuestro balance de pérdidas y ganancias debemos contar con los factores reales que hacen posible la existencia de las comunidades. Desde la política y la economía oficiales, se continúa relacionando el crecimiento económico -medido por la producción de mercado- con el bienestar. Un bienestar cíclico que viene y se va al antojo de los mercados. Sin embrago, toda persona sabe que necesita algo más que PIB para lograr que su vida sea satisfactoria; el buen vivir requiere de las relaciones interpersonales, del aire y del agua limpios y del tiempo de ocio, aunque ya no como lo soñaron los revolucionarios del pasado.

Los yacimientos de empleo verde han crecido un 20% en España desde el inicio de la crisis.

Somos el primer productor de alimentos ecológicos, y abastecemos con ellos el 35% de la demanda de Europa.

Mejorar la vivienda

En Extremadura, según la Confederación Nacional de la Construcción (CNC) serían más de 36.000 viviendas las que necesitarían una rehabilitación para mejorar su eficiencia energética (son 423.000 viviendas las que conforman el parque regional). Ante este potencial, podemos optar por implementar la reconversión del sector de la construcción, invirtiendo en formación. A través de un incremento paulatino de las exigencias de eficiencia energética, sería necesaria la contratación de personal cualificado para la auditoría energética, arquitectura y gestión energética. Aquí tienen cabida buena parte de las personas que la burbuja del ladrillo ha dejado atrás.

Consideramos que desde el Gobierno de Extremadura, con una inversión de 50 millones de euros, la creación de empleo podría ser cercana a 900 empleos directos y más de 1.500 indirectos. Tomando los datos de la OIT, en España la rehabilitación energética de vivienda podría suponer 1,3 millones de empleos, lo que eleva el potencial total en Extremadura a más de 20.000 nuevos empleos.

Haciendo hincapié en las energías renovables, combinando las distintas fuentes de energía limpia (solar, fotovoltaica, termosolar, eólica, biomasa e hidroeléctrica) podríamos crear 7000 empleos durante la construcción y 1000 empleos permanentes (entre directos e indirectos) con una inversión anual en torno a los 500 millones de euros (posiblemente menor debido al abaratamiento tecnológico). Con este proyecto (2016-2020) conseguiríamos aumentar la capacidad energética renovable en 1 GW. En biomasa la inversión es baja pero su potencial de empleo permanente es el mayor (más del 40%). A este ritmo, Extremadura sería la única CCAA española que se acercaría al objetivo alemán del 100% renovables en 2040.

Campo, turismo…

Y abordamos nuestro mayor sector productivo, el agroganadero. Un sector que factura 3.500 millones anuales, aunque la volatilidad de los precios pone en riesgo a los productores. Por ello nuestra apuesta es hacia la agricultura ecológica (con precios más estables) que nos garantiza la soberanía alimentaria al tiempo que aumenta las expectativas de exportación hacia países menos favorecidos para el cultivo. A través de esa conversión paulatina, con subvenciones y cambios en la normativa, daríamos respuesta a las casi 12.000 personas que actualmente están en paro en el sector. Y como en la economía circular, todo se solapa, tenemos un plan de recuperación de especies autóctonas con el doble objetivo de regenerar la dehesa y la obtención de residuos (para su posterior uso en las plantas de biomasa).

Y todo esto sin haber hablado de Turismo, que es al parecer la estrella de las esperanzas en nuestra región. Claro que en nuestro caso ponemos el acento en el ecoturismo, una demanda que concentra el 25% del sector a nivel nacional. Nuestra propuesta es fortalecer el cuidado de nuestras 69 zonas ZEPA, un privilegio ornitológico que no somos conscientes de poseer. Actualmente en Extremadura el total de ingresos por turismo es de 416 millones de euros anuales (5% del PIB).

Pero empleo verde es mucho más que empleo, es una apuesta decidida por la justicia social, no vamos a olvidar que en Extremadura hay una brecha que debe cerrarse y es la del género.

La economía que conocemos parte de olvidar a una buena parte de la población o ningunearla. Tomemos como ejemplo lo que decía Jean-Jacques Rousseau: “Mientras hayan hombres sensatos sobre la tierra, las mujeres letradas morirán solteras” o recordemos el sueño de una vida perfecta que Karl Marx expone en Das Kapital cuando describe la vida del hombre común en una sociedad comunista “sería capaz de ir a pescar por la mañana, al trabajo en la fábrica por la tarde y leerá a Platón por la noche”. En Equo nos hacemos conscientes de que las bases de la actual economía nacen sin perspectiva de género, lo que nos lleva a un resultado injusto.

Un estudio del INI nos indica que las mujeres trabajan, de media, dos horas más que los hombres en las tareas del hogar, y que por ello los hombres disponen de dos horas extra para realizar actividades que suelen estar relacionadas con excursiones o con la informática, lo que abre una nueva brecha de género.

Equo trabaja para que las personas alcancen todo su potencial, sin que el sexo sea un freno. Todas las personas, sea cual sea nuestro sexo, necesitamos afecto y un proyecto vital, las tareas de cuidado deben ser asumidas como una prioridad en una sociedad donde la economía es más que dinero, y la responsabilidad es conjunta.

Comenzábamos hablando de los tres grandes olvidos del sistema económico: la dignidad de los países periféricos, a los que les pedimos materias primas y mano de obra barata para mantener un nivel de vida insostenible en un planeta limitado como es el nuestro; la mujer, a la que hasta ahora se le ha pedido que ofrezca su tiempo en el cuidado sin recibir reconocimiento social, ni económico; y la naturaleza (lo que incluye a los animales). Y no vamos a cerrar este artículo sin mencionar lo que la ecoganaderia supone en el reconocimiento de la dignidad de los animales. Es un desafío ético que debemos afrontar sin más dilación. El trato que damos a los animales habla de quienes somos.

El PIB no es bienestar

El Producto Interior Bruto de España en 2014 ha crecido un 1,4% respecto a 2013.

La pobreza infantil en el estado español es de un 27,5%, y en Extremadura es del 46%: somos el territorio con mayor índice de pobreza infantil.

A la luz de estos datos tan simples, me hago preguntas ¿el PIB es bienestar?

Nos enseñan que el PIB mide la salud del sistema económico, pero…

Se incrementa el PIB cuando gastamos dinero en las farmacéuticas. Es decir, cuando estamos enfermos y no así cuando estamos saludables y no requerimos cuidados.

Se incrementa el PIB cuando los gastos militares, en fabricación y venta de armas, suben. Pero la paz, que es lo que realmente deseamos las personas, no es buena para el PIB.

Los indicadores que hemos creado desde la economía productivista, nos juegan malas pasadas. Abren una dicotomía entre lo que queremos y lo que decimos querer. No miran aquello que valoramos como más importante, no miran lo que se destruye y no puede volver a ser reconstruido.

Yayo Herrero, ecofeminista, señala que somos un país con récord en infraestructura, pero también en desempleo.

La pobreza en la infancia significa muchas cosas, más allá de nuestra pobreza moral, un retraso educacional a futuro. Las niñas y niños de hoy, van a ser los adultos responsables de participar y dar forma a la democracia de su tiempo. ¿Vamos a seguir organizando nuestra vida alrededor de la esfera mercantil?

Somos seres relacionales, interdependientes, nos necesitamos. Seamos valientes, atrevámonos a plantar cara a las injusticias, atrevámonos a hacernos preguntas, atrevámonos a trabajar por aquello que queremos de verdad. Existen propuestas económicas que reflejan en el balance todo aquello que nos importa, y que es fundamental para la vida. Existen propuestas políticas que se hacen responsables de gestionar el presente, sin destruir el futuro.

El poder en nosotras

Tengo un nuevo espacio donde escribir. Es un periódico virtual que esta funcionando desde 1994, casi veinte años.

ipegrecia_phixrFue idea de un amigo y nació en papel. Al principio yo colaboraba contando sobre lugares que quería visitar. Después llevando al papel mitos y leyendas de América Latina, en la fotografía pueden verme como era en esa época, con la fotografía que acompañaba mis colaboraciones de entonces; y ahora, después de algunos años alejados, un feliz reencuentro me abre la posibilidad de tener un espacio de opinión.

El primer artículo que compartí en esta primera etapa, se titulaba: “El poder y nosotras” y a mi amigo se le ocurrió que podría ser un buen titulo para una sección, sin embargo (y esta parte me encanta) dice que soy políticamente incorrecta por lo que le hemos dado este giro sutil.

La semana pasada escribí esto:

AC (Asamblea constituyente)

Esto de tener dos patrias da mucho juego. Uno alcanza a conocer de cerca dos realidades y así vivir en carne propia la diversidad del mundo

Durante la primera vuelta a las presidenciales en Chile, un movimiento ciudadano denominado “Por una asamblea constituyente” a solicitado a los votantes que marcaran sus papeletas con las letras AC y así no sólo indicar quien es su candidato/a favorito sino también cual es el camino que espera que siga al llegar a ocupar un cargo de responsabilidad.

En Chile no puedo votar, vivo afuera; y en España si pusiera AC en mi papeleta de voto esta quedaría anulada.

Tengo dos patrias, y en las dos me gustaría poder disfrutar de una Asamblea Constituyente, aunque obviamente no por las mismas razones.

modoBeta: Juan Carlos Vila

JuanCarlos2013Aunque uno no tenga televisión en su casa, lo que acontece desde el electrodoméstico, de una forma u otra te llega. Esta semana mi vida ha estado marcada por el caso de unas niñas, hijas de una persona famosa, que se educan en casa y esa forma de hacer ha estado en boca de tertulianos varios en diferentes programas a los que no quiero hacer publicidad. Y aunque el alcance de mi voz es mucho menor, me parece importante, ya que tengo algo que decir sobre el tema de la educación en casa/familia/hogar, decirlo.

Por eso me van a disculpar y voy a recurrir a una fuente que tengo muy cercana, mi compañero de vida, Juan Carlos Vila. Él es un padre que ha educado en casa, es actualmente director de la oficina en España de una escuela a distancia que da apoyo a más de cien familias que educan en el hogar en España, Portugal y Latinoamérica.

¿Puedes ofrecernos un perfil de como son las familias que optan por esta opción educativa?

No existe un perfil definido que nos dé como resultado unas familias concretas. Hay un retrato robot de la familia tipo, que por tanto no existe, aunque sirve como tipología, realizado por Carlos Cabo en su tesis doctoral, accesible en http://encina.pntic.mec.es/jcac0007/indice.htm
Indudablemente no se trata de familias “alternativas”, aunque las hay, ni familias de una confesión religiosa concreta, aunque las hay, etc.. Somos familias de todo tipo pero que sí tenemos en común algo concreto; la conciencia de que la educación de nuestros hijos e hijas es fundamental y en función de ella, podemos modificar nuestra forma de vida. Eso hace que uno se enfrente a las críticas de la gente, a los requerimientos del Estado o a las denuncias de sus familiares. Hay familias en el campo, en la ciudad; vegetarianos y veganos, pero también amantes de las hamburguesas; de izquierdas y de derechas;… Es curioso ver como reaccionan los políticos cuando vas a hablar con ellos y en vez de ver llegar a quien esperan, aparece alguien “normal” (para su visión de la normalidad en la apariencia). Insisto, lo común a todos los que optamos por educar a nuestra descendencia en familia, aquí y en cualquier parte del mundo, es que priorizamos la educación de nuestros hijos frente al resto de condicionantes de nuestra vida; lugar de residencia, trabajo, etc…

¿Y cuales fueron tus razones para asumir la educación de tus hijos?

Pues fundamentalmente pedagógicas. Desde pequeños apreciamos que aprendían sin problemas, pero que desde los 6 años en lo que el sistema educativo considera como instrumentales, lectoescritura y cálculo, se atascaban cada vez más, y eso hacía que sucesivas maestras y maestros se esforzaran (o no) en incidir en ello sin lograr ningún éxito, y nosotros dedicábamos cuando tenían 9 y 10 años, casi 6 horas diarias a trabajar en casa lo que no podían en clase. En ese punto el Equipo de Orientación del centro donde estaban en ese momento, nos transmitió dos ideas centrales tras evaluar su caso; eran fracaso escolar y para paliar esa previsión, debíamos dejar de hablar tanto con nuestros hijos. En aquel momento de choque mental, decidimos buscar alternativas, y a parte de valorar Paideia (escuela libre alternativa que se encuentra en Mérida, con más de 30 años de historia ya a sus espaldas), nos decidimos a educarlos nosotros mismos, con la ayuda de un centro a distancia situado en USA, pero con una oficina aquí en España, Clonlara School. Finalmente resultó que nuestros hijos eran disléxicos como su madre, y sólo necesitaban una atención personalizada y algo de cambio en el modo de aprendizaje.

Ahora que estás al frente de la Oficina para España y Portugal de Clonlara School, ¿puedes explicarnos las razones de las diferencias legislativas en ambos países?

Pues la diferencia fundamental es que siendo dos países con unas legislaciones, ámbitos del derecho y conciencia social tan similares, curiosamente tienen una diferencia básica en la concepción del término “escolarización”. España lo entiende como el proceso por el que un menor en edad de recibir formación debe encontrarse durante unas horas determinadas al día, en unas instalaciones acorde a la legislación pertinente, expresada en superficie, seguridad y servicios, que le permita una homologación por parte del estado, y sea gestionada por él mismo o por quienes autorice. Portugal lo entiende como el proceso por el que un menor recibe la educación requerida para su edad o conocimientos por parte de quien determinen sus progenitores o tutores legales. En función de ello, el Estado español no prevé la posibilidad de que un menor en edad de escolarización obligatoria lo haga en el entorno familiar, por parte de sus padres o de quienes ellos determinen, o a través de un centro a distancia, y Portugal comprende como una de las tres formas de escolarización la del “ensino doméstico”, o sea, la educación en casa o en familia, matriculándose en un centro de su zona indicandola esta modalidad; o puede hacerlo a distancia, a través de un centro de estas características. En Europa lo común es que sea una opción regulada por las respectivas legislaciones, con la salvedad de España, que lo dejó en el olvido con la Ley Villar Palasí, y la de Alemania donde esa prohibido desde que Hitler firmó la ley de educación del 3er Reich.

La escuela que representas además de EE.UU y España/Portugal, ¿es utilizada en más países?

Sí, claro. Clonlara School se encuentra en Ann Arbor, ciudad muy próxima a Detroit y donde se encuentra la Universidad de Michigan. Tiene un Campus presencial, una escuela que se creó hace más de 45 años y donde asisten chicos y chicas que aprenden con una pedagogía alternativa. En la misma edificación se encuentra el equipo de asesoras educativas (hay un sólo hombre), que atienden a las alumnas y alumnos repartidos por el mundo, y a quienes ayudan a desarrollar sus respectivos curricula desde el comienzo de la primaria hasta el High School (nuestro 2º de Bachillerato), en inglés. Con el paso de los años han aparecido dos oficinas fuera de USA que integran Clonlara; una está en Alemania, que atiende a las familias en alemán y que comenzó a operar hace unos 6 años; y estamos nosotros, que comenzamos hace 11 años y atendemos a familias de habla hispana y portuguesa estén donde estén. No somos una escuela online; no tenemos un programa que se debe cumplir con unos plazos y una metodología concreta; creemos que cada niño o niña debe tener su propio curriculum y seguirlo según sus necesidades metodológicas y materiales, aunque el objetivo final sea el de cualquier niño o niña español, por ejemplo, cuando termina la ESO o el Bachillerato, lo que les permite homologar la titulación norteamericana que obtienen con nosotros, con la española correspondiente. Lo mismo sucede para portugueses, mexicanos, etc..

Entonces, como conclusión, ¿educar en familia es para gente a la que le sobra el dinero?

Pues yo creo que no, es para quienes están sobrados de ganas y fuerzas. Nosotros una de las cosas que hicimos al tomar la decisión fue hacer cuentas; pagando la matrícula de la escuela a distancia, nos compensaba lo que teníamos que gastar en unos inútiles libros de texto, ropa que no iban a destrozar, etc.. Lo que sucede es que tienes que acomodar tu vida a esa prioridad; uno debe quedarse en casa para estar con ellos, y eso obliga a renunciar a trabajar a uno de ellos o a compatibilizar horarios. También debe cambiar el ritmo de la casa, integrar a los niños en las cosas que haces en ese tiempo que se supone no estaban. Es realmente una apuesta fuerte, y eso hace que muchos se planteen que no pueden, y otros sacrifican sus carreras profesionales. En nuestro caso conseguimos compatibilizarlo todo en un encaje de bolillos, aunque como bien sabes, la que más carne (o verduras…) puso en el asador fue la madre. Y esto es una constante también; como en el resto de la sociedad son las madres quienes más duro apuestan cuando se educa en casa. De todas maneras, obviamente también existen casos en los que los padres pueden permitirse que sus hijas o hijos tengan unos tutores, unos profesores, que en casa les dan la formación correspondiente; es una opción que a lo largo de la Historia ha existido y sigue existiendo. En este caso se trata de familias con grandes recursos, quizás como la que mencionas al comienzo de la entrevista.

España: 40€ por familia y año para la actividad taurina

civilizacion-minoicaQue a mi no me gusta la tradición neolitica de adorar al sol sacrificandole un animal, es algo que quien me conoce ya lo sabe de sobra. Entiendo las tradiciones y entiendo, como narradora oral, que hay saberes que no se deben perder y que incluso se deben recuperar. Creo que la historia, evolución y desarrollo de la festividad taurina esta suficientemente documentada como para que no sea necesario seguir practicándola. No obstante, pese a lo que me duele esta actividad humana, como me duelen todas las actividades humanas que están relacionadas con hacer sufrir a terceros (vease, peleas de perros, peleas de gallos, peleas de humanos, ablación del clítoris, explotaciones agrarías extensivas, y un largo etcetera) no puedo dejar de indignarme un poco más con la actividad taurina por la simple razón de que vivo en Extremadura, de que he vivido algunos años en Olivenza y he podido ver en vivo y en directo el lujo y el despilfarro que rodea a una corrida de toros, una Feria taurina o cualquier otro evento similar.

Y ahora además me dicen leo que las subvenciones que el Estado, osease nosotrxs, entregamos a la actividad taurina son debidas a que no es viable económicamente por si misma. Que la parte proporcional que le entrego a la “Fiesta nacional” es de 40€ anuales, algo menos de lo que le entrego a Amnistía Internacional,o a Greenpeace, o a Equo… por que en mis cuentas no me alcanza para sostener todas mis prioridades y he dividido en tres mis ingresos de un mes. Y ya sé que también de subvenciones estatales se nutre la Iglesia Católica, cosa que tampoco me hace feliz, pero al menos me consuelo pensando que esta Caritas y algunas personas a las que amo les han hecho un apaño… pero ¿qué consuelo puedo encontrar en pagar a esas gentes propietarias de grandes fincas, que se mueven en modelos de Audi o de Mercedes que cuestan dos veces o tres lo que cuesta,en dinero, la casa que habito? No hay consuelo para mi. El Estado me hace cómplice de una actividad que aborrezco, como me hace cómplice de la compra de armas, de la venta de armas y de volver el rostro en el comercio con personas.

Esto me reafirma en mi decisión. Es necesario, es imprescindible que las personas que no somos profesionales de la política, las personas que somos pueblo sin más apelativos, nos mezclemos con la clase política… y ya que la montaña no viene a nosotrxs… ¡allá vamos!
todos_as

Miss Austen, Mr. Darcy y la lucha contra el patriarcado

Siempre que estoy triste, muy triste, corro a los brazos de Jane Austen.

Si estoy moderadamente triste busco a Salinger; si es una tristeza existencial, me abrazo con Galdós o con Lev Tolsoi. Pero si la tristeza es de esas que te deja sin respiración debido al dolor físico que solo puede describirse como… me están arrancando el corazón con unas tenazas de hierro candente y sin anestesia, entonces corro a los brazos de Jane Austen y de Gurinder Chadha. Ellas dos unidas por el cine me dan la dosis de esperanza que necesito para hacerme consciente de que el dolor es parte del gozo de vivir.

En la película “Bodas y prejuicios” (2004) Jane Austen me aporta el humor inteligente de Lizzy Bennet y Gurinder Chadha ese amor incondicional y estrafalario por la interculturalidad como forma de salvar el mundo del odio y de la incomprensión.

Hace muchos años ya que me leo reiteradamente “Orgullo y prejuicio” y unos pocos menos que veo “Bodas y prejuicios”, pero nunca he escrito sobre ello. Uno de los interrogantes que afloran siempre en mi familia son: ¿Cuál es el poder secreto de esa historia que hace que uno, yo en este caso, la disfrute tanto? ¿Cual es la clave del poder de seducción de Mr. Darcy si al fin y al cabo no deja de ser un terrateniente enmascarado de buena persona que va en contra de mis más elementales principios? Hoy me ha parecido un día adecuado para dejar por escrito cuales son las cualidades que hacen que esta historia escrita a finales del siglo XVIII tenga el poder de consolarme de mis mayores aflicciones. La principal, sin duda, es que es la historia de una mujer que vive intensamente el presente, que no tiene miedo del futuro y que no necesita de terceros para tener una vida plena y feliz. Otra es sin duda el amor que comparte con su padre y con su hermana mayor, esa complicidad que uno percibe desde la primera página. Otra es que todas esas mujeres son reales, las buenas, las listas, las alocadas, las mediocres, las seductoras, las engreídas, las pragmáticas … así somos nosotras, ni más, ni menos, diversas como el otro cincuenta por ciento de la humanidad. Y por último… Mr. Darcy, el hombre ideal. Un lector frívolo o poco atento puede creer que el encanto de Fitzwilliam Darcy es ser guapo y rico, pero eso es un recurso de la autora para confundirnos, una más de sus bromas. Las cualidades irresistibles de Mr. Darcy son tres, al menos para mí.

La primera cualidad reseñable en Mr. Darcy es su capacidad para enamorarse de una mujer claramente más inteligente que él sin sentirse amenazado. Es más, desde el comienzo uno percibe claramente que la estaba buscando, aunque se intuye que él supone que no la va a encontrar. También hay que añadir que la timidez extrema de este hombre, hoy pude inducirnos a pensar que tiene trazas de asperger en su miedo a cambiar de rutina, de amigos y de ambientes.

La segunda es su capacidad de autocrítica y de cambio. Escucha lo que Elizabeth le dice, no lo desecha por despecho. Es capaz de reconocer lo que hay de verdad en la crítica que ella le hace. Pese al dolor que la respuesta de ella le causa al negarse a casarse con un hombre orgulloso, egoísta y engreído, no se ciega por el odio y es capaz de ser justo con ambos, es capaz de reconocer sus propios defectos (sin dejar de ver también sus virtudes) y se pone en marcha para mejorar, aunque ella ya no pueda verlo.

Y tercero, es un hombre feminista. No me interesa en este caso si lava los platos o baja la tapa del inodoro (signos externos que a veces están vacíos de contenido real) sino la lucha personal que mantiene con el sistema patriarcal; ese que le indica que las relaciones se establecen sobre una base comercial que marca nuestro estatus social. Siendo así, un hombre como Mr. Darcy que viene a ser el equivalente al día de hoy de un futbolista o de una estrella de cine, para mantenerse dentro de su grupo social (que es el entramado de relaciones sociales que posibilitan mantener el estatus, osea la pescadilla que se muerde la cola) tiene que buscar pareja dentro de su círculo, y no fuera de el. Sin embargo, Mr Darcy se rebela ante esa norma comercial que es el patriarcado y se niega a cosificarse y a cosificar a la mujer. Mr. Darcy se enamora de la persona inteligente que es Elizabeth Bennet y se pone el sistema (en lo concerniente a las relaciones) por montera.

Yo no puedo pedirle a Jane Austen, habitante de la Inglaterra rural y fallecida en los comienzos del siglo XIX, que además de esta victoria sobre el patriarcado, me hubiera entregado un final de comuna libertaria al estilo de las que soñaba Tolstoi. No sé si aún al día de hoy la hija de un párroco anglicano puede convertirse en algún punto al anarcopacifismo. Pero la potente imaginación de esta mujer, capaz de ver un mundo de posibilidades más allá de su mundo, siempre me sobrecoge y siempre me devuelve la fe en la humanidad, esto es, me devuelve la fe en mi misma.

Es muy posible que yo no lo vea, sin embargo estoy segura de que todo cuanto sueño se hará realidad. En el futuro las personas serán justas y tendrán sus corazones abiertos al amor al prójimo como ahora lo mantienen cerrado al amor de sí mismas. Y lo sé porque tal como soñó Jane Austen, casi doscientos años después, la ficción ya es realidad… yo comparto mi vida con un Darcy mejorado.

Filming-Gurinder-Chandra